Become

Llegar a ser, llegar a ser algo..

Cuando somos pequeños, siempre pensamos en qué queremos ser de mayor, miramos con los ojos inocentes de un niño y deseamos que llegue ese día. El día en que sea policía, astronauta, diseñadora de moda etc. Poco a poco vamos creciendo y estando en nuestra etapa de instituto apenas nos importa este tema: “ya llegará selectividad, ya llegará…” y llegó. Elegimos en menos de una hora nuestro rol para nuestra vida. Y no será hasta que seamos un poquito más mayores hasta que empecemos a pensar en este tema.

Un día cualquiera pensaremos, quizás sea en los últimos meses que le queden a tu carrera o en mitad de una rutina de trabajo que no te queda otro remedio que hacer. Ahí será cuando pensemos en esto y cuestionaremos el asunto con mucha tristeza. Si has tenido la suerte de estudiar o hacer lo que realmente te gusta desde un primer momento esto no te supondrá nada, eres conformista y por eso mucha gente te admira pero a los que tuvieron que estudiar esa carrera por cuestiones de la vida (falta de nota, capacidad, dinero etc) y echan una ojeada a sus verdaderos “become” nos damos cuenta que dista mucho de la realidad.

El sentimiento de culpabilidad y frustración invadirá nuestra cabeza, ¿por qué he llegado hasta aquí?, yo quería aquello no esto,  un fin y una infinidad de preguntas que nos acribillarán. Aquí será cuando empecemos a madurar un poquito: nos daremos cuenta de muchas cosas y empezaremos a alimentar esa esperanza que apoyo desde aquí.

Una esperanza que se va asomando en nuestra cabeza como un amanecer, que donde empezó a verse todo oscuro se empiezan a ver los primeros rallos de luz. Llenarse de ilusión, de ganas y fuerzas para ese sueño. Coger ese sueño y apuntarlo en la meta más alta que tengáis y reemplazarla por aquella de “tener un coche”. Si son más de un sueño ya tenéis para ir haciendo un “top 10” en vuestra vida, un “top” que realmente merece la pena.

Si notáis en ese camino hacia vuestros sueños personas que interfieren en ellos, te hablan de que eso que estás haciendo lo haces mal o notas que te estén tratando duro – eso es bueno–, quiere decir que se preocupan por ti. Cuando haces un mal trabajo y nadie te lo dice, quiere decir que se han rendido contigo pero si lo hacen es porque saben que lo puedes hacer mejor y para nada subestimes la importancia de estar alegre, ayuda mucho.

Escoger vuestros sueños y elegir el camino que os lleven a ellos, poco a poco veréis como va dando resultado. Y quizás un día de estos estaréis donde siempre habréis querido estar, en donde siempre habéis creído que es vuestro sitio. Nunca perdáis ese espíritu que nace cuando somos pequeños, cuando todo era posible, que no se queden aplastados por la crudeza de la vida y los sinfines que nos atrapan.

Si al cabo de nuestra vida, por diferentes razones no conseguimos nuestro sueño o alguno de ellos, es importante hacerlo notar: Si no consigues tus sueños puedes todavía conseguir mucho tratando de hacerlo. Experiencia es lo que obtienes cuando no obtienes lo que quieres.

Esa experiencia es un tesoro. Puedes ir alegrándote porque alguien con tu mismo sueño aprovechará tu tesoro, puedes ayudarlo a conseguir lo que tu no has podido, sobre todo, si lo das con mimo y cuidado. No hay que ser egoísta con lo que tenemos – es bueno compartirlo – aunque no seas el protagonista de ese sueño por el que tanto has luchado estás ayudando a que a otro le pueda llegar. Es como una cadena, creer, sobre todo creer que la satisfacción de haber hecho a alguien grande es la calma de tu frustración que un día te llegó. Estarás en paz cuando sientas que en esta vida has tenido la oportunidad de reflejar tu alegría en alguien, ese alguien está feliz porque está en el sitio que siempre creyó que debería estar y todo gracias a ti.

No lo dudes, esa persona, en todo momento, sentirá que está en su sitio, se acordará de ti con un gran cariño y aprecio. No lo dudes: seréis grandes amigos.

Para terminar, quiero decir que esto no es una entrada que hable sobre cómo conseguir los sueños de tu niñez, es más que eso, es de cómo vivir tu vida. Si vives tu vida de manera correcta, los resultados se harán cargo de ellos mismos y los sueños vendrán a ti. Los sueños llegarán a ti como un soplido de energía que llene el vacío de tu esperanza perdida.

See you in memories.

  1. griisworld dice:

    never stop dreaming! está padre tu blog

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: