La manada asustada (PARTE 2)

Nota del autor: Este es un relato de ciencia ficción – bélico, ficción que a veces me atrevo a redactar y darle forma. No suelo escribir de esta manera en el blog pero me he animado a sacar mi lado más “Tolkien” Esta historia conforma 3 partes que espero que gusten. Si quieres leer la primera parte puedes hacer “click aquí”. Está escrita bajo aquellos ojos del niño que fui una vez. Escondido en un papel del cajón de mi escritorio la he rescatado. ¡La imaginación que tenía y que me imaginaba estar ahí, sintiéndolo! Es un reto para mí describirla y que lo sintáis. No olvidar de comentar. Un fuerte saludo.

LA MANADA ASUSTADA (PARTE 2)

arctic_wolf

Dicen que cuando estás cerca de la muerte encuentras el equilibrio entre fe, humanidad y ciencia.Te sientes tan pequeño y tan débil que, como si de un homenaje se tratase, recuerdas a todos los que de verdad has amado. Me encontré con mis seres queridos con cada paso que daba. La respiración la tenía tan honda que la escuchaba junto con los latidos de mi corazón. Cada bombeo de sangre era un recuerdo: Aquel primer día que elegí alistarme, el día en que confiaron en mí, los días de duro entrenamiento al sol, aquella flor que regalé a aquella chica antes de partir… El túnel de las memorias lo llaman. Sentía los disparos que me defendían, el sexto sentido de que hay disparos detrás tuyas y que los sientes acertando al crecido enemigo y que… Cada vez eran más.

Tirado en el recorrido, en el angustioso lodo que cubría parte de mi armadura, no vi mis heridas pero las sentía. Di la señal con mis manos a mis soldados, estaba herido y con la maleta tirada, aquí se estaba acabando todo. Lo entendieron, sabía que mientras hacía esta locura y el enemigo cubría el campo de batalla ya no había nada que los detuviese. Mis lobos estaban muriéndose en la trinchera y que poco a poco iban a ser menos hasta no quedar nadie allí. Cerré los ojos.

Hice lo que mi corazón me dijo… Habría que acabar terminando a pesar de los improvistos y que el caos había que solucionarlo, tuve que dar lo mejor de mí: La fe que dieron en nosotros.

Escuché la retirada de los míos. Tras el estruendo de las granadas fue cuando miré el cielo con tintes morados me di cuenta que el traje dolía. El líquido gamma estaba empezando a mezclarse con la mayor parte de las heridas de mis piernas, las chispas y el riesgo de arder hizo que lo desactivase por cuenta propia esperando a que alguien terminase conmigo. Sentado y moribundo se apagaban los sonidos de la guerra.

Recibí más disparos de las exploradoras… Resquebrajaron mi casco, el metal del que estaba hecho estaba abierto y ya podían ver mi rostro… Podían saber cuál era el rostro que los puso en jaque en la anterior batalla.

Y entre mis últimos suspiros de vida apareció aquel joven de cara inocente. Cogió la maleta con su valentía, y me dijo: “¿Recuerdas aquello que me dijiste sobre el amor y el sacrificio?”

Nunca supe quién era. Ni yo ni los demás.

Su figura épica en mitad del campo de batalla sabía que le darían ese honor (de ser nombrado al menos). Fui un hombre de fe y aquel muchacho también lo era con esa actuación, tan solitario en el campo de la batalla. Nació desnudo y ahora se encontraba igual delante de los enemigos. Su figura se elevó al cielo entre la catástrofe pertinente, llegando a la nave nodriza, pareció un ángel atravesando las nubes. Mi esperanza se convirtió en su fe al verlo subir.

Nadie supo quién era pero pasados unos minutos caí en esperanza colocando una pequeña seña de satisfacción en mi cara, vi que la nave nodriza estaba cayendo tras haber subido él.

Nadie supo qué ocurrió allí arriba. Si sobrevivió o murió convirtiéndose en ceniza.

La humanidad perdió pero dejamos al enemigo tocado en su intento. Su ciencia se encontró de frente con nuestra fe.

Siempre diré que la cara de aquel muchacho nunca la vi antes, no lo entrené pero apareció de la nada y se criaría sólo, en algún lugar, en batallas anteriores y que más que un lobo de los nuestros era un ángel.

  1. enriquear dice:

    ¿Qué os ha aparecido esta segunda parte? Mañana llegará la última chan chan chan 😀

    Me gusta

  2. […] Esta historia conforma 3 partes que espero que gusten. Si quieres leer la PARTE 1 haz click aquí y si quieres leer la PARTE 2 haz click aquí. Está escrita bajo aquellos ojos del niño que fui una vez. Escondido en un papel del cajón de mi […]

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: