¿Eres fiel a ti mismo? PARTE 1

Notas del autor: ¿Alguna vez te has parado a pensar la imagen que, sin querer, das a los demás? ¿Corresponde tu sentido al sentimiento que quieres mostrar?  ¿Has escuchado frases que te han dolido de personas que jamás hubiese imaginado que te dirían? ¿Te has convertido alguna vez en eso que no querías? 

El siguiente relato se compone de dos partes. Nuestra protagonista Laura es una chica presumida y se sumerge en su mundo dónde sus leyes no son impuestas por ella. Es un caos que manejan otros, que manejan su vida unos hilos que están ahí y que quiero que descubras por ti mismo querido/a lector/a cuáles son. Para cada uno de vosotros será distinto, esta es la magia que os traigo.

Espero que os guste, no os olvidéis de comentar o suscribiros. Compártelo, es gratis, y quizás conozcas a alguien que se sienta o se haya sentido así. También estás invitado/a al resto de mis redes sociales 🙂

Si te dedicas a la música y a la fotografía y quieres que aparezca en mis entradas/vídeos mándame un correo electrónico y lo colocaré junto a tu canal o blog.

Un fuerte saludo.

City in the Fog by WonderBoy

¿ERES FIEL A TI MISMO?

“Mirar hacia adelante de ti es mucho más ameno y placentero que mirar hacia atrás o hacia arriba con un paso en falso” 

– Recuérdatelo cuando te tomes el primer café –

Laura estaba en la ducha. Las gotas recorrían su piel sacada de un tejido como el algodón; es una piel suave, joven e inherente belleza. No era la primera vez que ocurría. El nerviosismo y el cansancio de sus movimientos, al salir de la ducha, pertenecían a una noche anterior bastante reflexiva.

Con sus ligeros dedos se dedicaba a cubrir las ojeras con un maquillaje espeso. El espejo que miraba delataba la noche de cavilación sufrida. Tantas ideas, tantas preguntas y ninguna cosa clara. Se miraba al espejo, cerraba sus ojos y seguía esparciendo el maquillaje. Pensaba a sí misma: “Nadie lo entiende” y miraba hacia arriba sin mirar nada. Desabrochó su neceser en busca del rímel, lo desenroscó y entre los grumos salía el pincel que iba a perfeccionar aquellas pestañas.

Se volvió a mirar en el espejo, rímel en mano predispuso sus pestañas para que corriese, mientras pensaba… “La gente no tiene ni idea” y su ademán de sonrisa aclarada en desprecio surgía. Tras acabar, tendió sus manos en el borde del lavabo y suspiró para, esta vez, susurrarse: “Todo me ocurre a mi”.

Recogió su pelo apretando con fuerza la goma que sostendría aquella coleta. De su cabeza emergían los buenos momentos que pasó con aquel, con este o con él. Tanta pasión para que el recuerdo triste de los otros acabasen martirizándola con el tiempo. Que, aunque ninguno la creyese, ella se preocupaba por ellos, cada uno en su debido momento pero su cabeza estrujaba su corazón frágil haciéndole pensar.

Sus labios, recién pintados, besaron y fueron besados con amor como los tuyos.

Arreglada, se dirigía a la cocina pasando desapercibida para el desayuno, abría la ventana y se colocaba cerca para fumar. La niebla del amanecer cubría el paisaje que podía ver. Esa niebla le ayudaba a recordar la imagen de Ángel sentado junto a ella en la misma ventana.

Ángel le enseñó muchas cosas, de todas las relaciones sacaba lo bueno pero él, fue el primero que robó su corazón y lo apreciaba más de lo que él nunca jamás creyó. El primer amor desenvuelve tu inocencia y te hace a la misma vez más dura de corazón. “Ya no me volverá a pasar” se dijo a sí misma. Todo acabó en ese mismo recuerdo cuando ella, vacía por falta de magia, la relación se quebró. “¿Y así se acaba esto, verdad?” “Me has roto”, “he sido muy feliz contigo”, “nunca te olvidaré”, “te echaré de menos”. Verlo así mató el corazón de Laura porque recordó las noches de la semana anterior a ese día, aquellas noches en vela llorando para darse cuenta que no había magia que emerger. Lloraba por ella y por él. No supieron de quién fue la culpa pero ambos estuvieron de acuerdo que seguir con aquello era perderse nuevas emociones.

Lo mejor para calmar el aliento áspero que le dejaba ese cigarro eran los dos chicles que se tomaba justo después. Se sentó en el sofá, encendió la tele para no ver nada y tocó esperar la hora del tranvía.

En la ventana, se podía ver como la niebla se rompía con los primeros rayos de un sol tímido. Esa ventana, esa niebla rota y ese frío de la mañana recién entrada parecían dar homenaje a la soledad que había vivido en sus relaciones. La incomprensión, el cansancio y la confusión eran la orquesta de su cabeza. Estaba algo liada.

Miraba de reojo al infinito que le ofrecía la ventana, no podía evitarlo. Masticaba el chicle y dejó de masticarlo cuando, de nuevo, la imagen de Ángel, sentados en el mismo sofá emergió una vez más pero esta vez con la pregunta “¿Por qué Laura?” Ángel fue muy orgulloso para admitir que Laura estaba poniendo final a su historia, el orgullo lo mató y, como consuelo para Laura, él se perdería una puerta abierta.

Laura vistió su chaqueta que engordaba su escuálida figura. Colocándose su bufanda con capucha y resguardándose del frío salió. La cara que dejaba al descubierto era la de un rostro con perfil sencillo: mofletes rechonchos que daban margen a unos labios y unos ojos infinitos que empequeñecían al sonreír.

Llegó la hora de su tranvía y con los nervios preparados por su cabeza, entró.

  1. takeshidn95 dice:

    Hola!

    Es increíble que dicha magia sí exista. “Para cada uno de vosotros será distinto” dijiste, y lo he encaminado por aquellas relaciones que sin ser problemáticas ni engorrosas, son tormentosas. No se sabe quién fue el bueno o el malo, si es que hubo dichos roles. No se sabe qué está pasando, solo le aprecia las consecuencias. Creo que Laura ahora está pasando por un momento de reflexión y decisiones.
    Esperaré la segunda parte.

    Exitos, estaré pendiente.

    Le gusta a 1 persona

  2. Paola Mozz dice:

    Me gustan las notas de autor que pones al inicio de cada una de las entradas, definitivamente son algunas de las preguntas que en algún momento nos llegamos a hacer o que simplemente pasan sin que te lo preguntaras con anterioridad.
    Este relato me ha parecido muy bueno, lo digo de verdad.
    Todos pasan por alguna decepción en algún momento de sus vidas y como lo mencionas casi al final el orgullo cierra muchas puertas u oportunidades, no sé cómo continuará esta historia pero estaré pendiente de leerla, y te felicito, he leído algunas de tus entradas y esta es completamente diferente a las que he leído.
    Saludos 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • enriquear dice:

      Hola Paola! Intento que mi escritura sea cercana y haga sentir, veo que contigo he conseguido algo de eso y me gratifica y me anima a seguir escribiendo y a probar temáticas diferentes. Son muy bienvenidos tus y todos los comentarios. muchas gracias 🙂

      Le gusta a 1 persona

  3. […] siguiente relato se compone de dos partes. La primera parte la puedes leer pinchando aquí. Nuestra protagonista Laura es una chica presumida y se sumerge en su mundo dónde sus leyes no […]

    Me gusta

  4. Eres un fantástico escritor, quiero decir, hacer sentir cada letra que aquí escribes.
    Me ha encantado esta entrada y ansió poder leer la segunda parte y precisamente eso haré a penas publique este comentario.
    Saludos desde Colombia y aprovecho para invitarte a que pases por mi blog!

    Le gusta a 2 personas

  5. Mel Köiv dice:

    “resguardándose del frió”
    Borra este mensaje, era para decirte la errata, corrígela 😉
    Hace poco leí que un cubo de basura sigue siendo un cubo de basura si le echas una gota de vino, pero cuando al mejor vino le echas una mota de basura, se convierte en basura. Corre! Sácale la mota a tu copa!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: